lunes, enero 26, 2009

sobre las interpretaciones

nous ne voyons pas les choses comme elles sont, nous les voyons comme nous sommes. -Anaïs Nin


Alguna vez comenté que de tener mi vida una tesis, ésta se referiría a la relación de causalidad entre una cosa y otra. Sin embargo, conforme pasa el tiempo, me veo encontrando un nicho un poco menos popular y de mayor relevancia para nosotros los simios supuestamente inteligentes. Si los universos paralelos y realidades alternas maravillan a los filósofos más aventurados (léase "a los que se la fuman más"), el aspecto de las interpretaciones concierne a todo ser humano con intención de dar un paso hacia adelante en cuanto a su evolución como persona / alma / etc ya sea en los niveles más triviales como en la misma percepción de la realidad, por lo que podría resultar más útil o relevante para quien se deje profesar (o sea, a quienes se vayan a chutar esta lectura completa).

Siguiendo un esquema clásico de ensayo, comenzaré por definir lo que es una interpretación. No lo hago por rellenar espacio sino porque me gustó la definición de la RAE:

interpretar.

(Del lat. interpretāri).

1. tr. Explicar o declarar el sentido de algo, y principalmente el de un texto.

2. tr. Traducir de una lengua a otra, sobre todo cuando se hace oralmente.

3. tr. Explicar acciones, dichos o sucesos que pueden ser entendidos de diferentes modos.

4. tr. Concebir, ordenar o expresar de un modo personal la realidad.

5. tr. Representar una obra teatral, cinematográfica, etc.

6. tr. Ejecutar una pieza musical mediante canto o instrumentos.

7. tr. Ejecutar un baile con propósito artístico y siguiendo pautas coreográficas.


De particular interés para nosotros (bueno pues, para mí), son el punto 3 pero sobre todo el punto 4, los cuales son básicamente las tesis de mi escrito. Mmm.. dan ganas de darlo por terminado y dejar al lector imaginar el resto, pero antes quisiera documentar algunos sucesos para fundamentar y darle más importancia a esta observación.

Básicamente lo que yo entiendo del punto 3 es que una malinterpretación (una percepción equivocada o incompleta de la realidad) es equivalente a un malentendido y nos vemos a nosotros mismos deprimidos o enojados por algo que no fue como nosotros pensamos que fue. A veces estas situaciones son fácilmente aclaradas y recibidas alegremente con un "aahh.. con razón esto!!!" (o "aquello", o whatever). Otras veces, por el contrario, el enredo final se vuelve tan complicado y lleno de emociones mezcladas y muy seguramente negativas que le ponen un odioso nivel de subjetividad y relatividad al objeto en cuestión. Es entonces realmente difícil poner las cosas en claro de nuevo porque si bien desde el principio el receptor (o "malinterpretador") tenía una noción equivocada de la realidad, al ver su orgullo / sentimientos comprometidos, ahora que ha sido "ofendido", es mucho más difícil enmendar y corregir la confusión.

Un ejemplo de malinterpretación trivial clásico es un comentario en Facebook, un mensaje de texto, de chat, un correo o incluso un buzón de voz. Digo trivial no porque el resultado final (un breakup, una discusión seria, etc) no tenga tanta importancia sino porque la malinterpretación se da a un nivel simplemente ridículo al querer darle significado a una serie de letras y espacios que no conforman ni siquiera la mitad de lo que debería conformar un mensaje real. A lo que me refiero es que el "correcto" proceso de comunicación ciertamente comprende una infinidad de variables además de lo que el idioma nos permite transmitir normalmente. La comunicación no incluye solamente palabras sino algunas otras como entonación y lenguaje corporal y sobre todo contexto, por decir algunas. Interpretar un mensaje escrito puede llegar a ser como hacer tu propia aventura o cuento a partir de un conjunto de palabras clave, como si fuera un ejercicio de creatividad.

El siguiente nivel de interpretaciones posiblemente erróneas incluye una interacción un poco más completa como puede ser una llamada telefónica o cruzarse con una persona en la vida real (sí, internautas, hay algo más alla del monitor de la computadora :P * clears throat * ¬¬). Aquí no solamente influyen los prejuicios (no necesariamente negativos) personales sino circunstancias completamente ajenas al momento en sí. Que alguien no te salude en la calle, una mirada confusa, alguien tímido o "seco" cuando recién le conoces puede resultar en una noción equivocada de cómo es la persona "en realidad", opinión acrecentada por considerarse el sujeto ofendido, agredido o peor: ignorado. En mi caso hubo en tiempo en que mis gestos faciales eran más bien crípticos (no sé si lo sigan siendo, creo que ya no tanto) y quienes me conocían poco se quejaban (a veces a mis espaldas) de que yo les "hacía caras" o que me caían mal. En lo absoluto.

Un ejemplo que me encanta mencionar cuando hablo al respecto es un "caso de la vida real". Sin decir nombres (si es que sirve de algo), imagínense la situación: biblioteca, mi ex con su entonces novio y yo. Les veo de lejos y no tengo mayor interés en ir y hacerme hara-kiri yo solito (soy emo pero no tanto), por lo que me limito a saludar desde lejos. Ella me ve y responde el gesto con una mezcla entre mueca y saludo con la mano. En ese momento se crearon tres realidades diferentes dentro de las enfermitas cabecitas de los presentes: yo sentí que me estaba saludando muy a fuerza, como dándome a entender o incluso pidiendo que mantuviera mi distancia y ni siquiera me acercara. Él también lo interpretó por su lado pues para él el gesto fue algo similar a un vuelco en el corazón de ella, mejor descrito en un reproche similar a "lo saludaste toda jariosa" (sic). La realidad de ese gesto, o al menos la intención inicial según la versión de ella, era un "simple saludo" sin carga emocional. Guess we'll never really know. El punto es que todos nos fuimos ofendidos, unos por corridos, otros por rechazados y otra más por confundida. Este tipo de reacciones son algunas a las que más debemos respetar y tener cuidado de ya que se presentan muy seguido en las relaciones sentimentales y pueden llegar a destruirlas casi por completo (aunque soy de la opinión que una verdadera relación amorosa no se termina más que con la muerte del amor, si es que alguna vez lo hubo, pero ésa es mi opinión solamente y tal vez motivo de otro post). Un dolor de estómago, un tic nervioso o simplemente ser un payaso puede hacernos sacarle la lengua hasta a nuestra chica (o chico) de cabello de fuego (... *sigh*). A veces el gesto puede significar horripilancias en algún lugar del mundo y en otro ser un signo de cortesía (no recuerdo el caso real ahorita pero sé que existen algunas señas que aplican). Talk about lost in translation !

Otro aspecto importante a mencionar es todo lo referente a aquellos bellos momentos del "pajaril cortejo"®. Nos gusta una chava (o chavo) y luego de interactuar con ella tenemos (normalmente) una cantidad enorme de cabos sueltos que corresponde rellenar a nuestro mapa mental de acuerdo a nuestras vivencias pasadas, autoestima o simplemente expectativas de la vida (quisiera profundizar al respecto pero no es el momento). Tenemos una serie de "señales" que bien pueden ser eso: señales, pistas, indicios.. o simplemente... "nada": irrelevancia, amabilidad, simple amistad. No soy muy fan de esos "primeros pasos" y la hipocresía o falso interés que respaldan un gusto físico, así como las ilusiones precoces o expectativas irreales en las que pudiera incurrir la relación me resultan en una falsedad asquerosa del ser. Puede que sí sea así, puede que tengas suerte y lo verdadero fluya como un río. Lucky you. Para bien o para mal, muchas veces así es este business, y como todos sabemos, soltar la sopa antes de tiempo puede provocar un descarrilamiento inoportuno que disminuya enormeme las chances to get LAID !! ... (lol, tenía que decirlo, pero tendré que editar eso, jajaja).


El punto 4, sin embargo, es mi parte favorita : "concebir de un modo personal la realidad".

O sea, estar bien pinche loco.

Jaja... desde el punto más básico como el que llevo mencionando varios párrafos, hasta una concepción completa e íntegra de lo que nos rodea: Qué es la realidad, si no es una serie de impulsos químicos / eléctricos viajando a lo largo de nuestro sistema nervioso quienes nos dan en .. mili, microsegundos ? una cantidad inimaginable de información que conforman nuestra percepción del medio. Dicho de otra forma: lo único que nos da una pista de lo que sucede en realidad es nuestra mente, y yo soy de la idea que nuestra mente nos juega trucos. No por nada existen epilépticos / autistas / genios / etc (no sé mucho de medicina) quienes ven la realidad de un modo distinto, o ven cosas que no están para lo demás.

Todo es una realidad personal y "todo depende del cristal con que se mira". Rayos, mi tesis no salió tan innovadora como creí en un principio. La verdad es que no descarto el hecho de que todos los humanos estemos interconectados entre nosotros mientras flotamos en un líquido viscoso, manteniéndonos vivos solamente a partir de programas biológicos que nos dicen cómo es nuestra realidad (Truman Show, The Matrix, etc).

Uno de los ejemplos que son más claros para mí de la racionalidad (o más bien, de la no irracionalidad) de este aventurado comentario es el funcionamiento del ojo. Nos lo enseñan desde la primaria pero hasta hace poco me puse a pensar en la importancia del asunto: No es un sistema mecánico u óptico quien nos da la "imagen real" (o más bien, visible al ojo humano). Lo que el conjunto ocular le da a nuestro cerebro es, en el mejor de los casos, una imagen invertida. Esta imagen llega tal cual al cerebro y de una manera u otra (nuevamente, no soy oftalmólogo ni neurólogo) nuestro cerebro endereza automáticamente esta imagen y es así como vemos "las cosas como son". En este punto yo no sé si en realidad sí vemos las cosas al revés (o sea, nuestro cerebro) y la inversión se hace a nivel de reflejo físico, como cuando ves un dibujo de esos que tienen dos imágenes y que al principio sólo puedes ver una pero ya que ves la otra es difícil volver a la inicial, o si es un órgano o conjunto nervioso el que "por hardware" voltea la imagen sin que ni siquiera nuestro subconsciente tenga algo que decir al respecto.

Magia.

La realidad es un enigma, y cada quién es dueño de su propia realidad. Sea controlando nuestras reacciones electro-químicas (emociones, enfermedades, pensamientos), entrando en materia metafísica o simplemente malinterpretando una supuesta "señal" que tal vez nunca existió, me fascina la idea de pensar que lo que veo tal vez no esté ahí, que los demás tal vez sean simples elucubraciones mías y que desde hace 8 años estoy encerrado en un manicomio, hablando solo, "yendo a la escuela" y moviendo las manos como si escribiera en un blog inexistente.

1 comentario:

Iris Suheil dijo...

jajaja, muy buen post... precisamente lo que hace más interesante la vida es que cada quien posee su propia realidad y ve las cosas como le da su gana...y esa es la verdad!
Pero eso es lo que le da sabor...
es el pelo en la comida!
Jajaja; solo bromeo, pero es que hay tantas interpretaciones como cabezas en este Mundo. Lo importante es no dejar de compartirlas, no crees?

Me gustó el final de este post y el fragmento de F. Pessoa.

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas







[ ver más citas ]