sábado, marzo 11, 2006

cerro del mirador, todo un reto

Todo empezó con una idea.

En realidad creo que nunca expliqué cómo había obtenido mi bicicleta en primer lugar. Y es que, no crean que desde que llegué aquí a Monterrey la tuve.. en realidad nunca pensé que necesitaba una (en realidad no necesito una), ni siquiera aquellos largos sábados o domingos en primer y segundo semestre en los que iba a soriana a pie, o en veces en camión.

Y así antes de que los foráneos nos diéramos cuenta, había pasado un año y yo me mudé a unos departamentos que estaban un poco más lejos del tec que mi chulísimio edificio 9 de residencias (sobreviví al 9!! ea ea jajaja). De repente, al tener media hora libre ir a mi cuarto y refrescarme un poco o cambiar de mochila había dejado de ser tan evidente, media hora me dejaba poco menos de 10 minutos efectivos y me acaloraba más yendo y viniendo.

Eran los primeros días de agosto 2005 (ahh.. qué año), cuando el calor estaba a todo lo que daba y yo disponía de una cantidad fuera de lo usual para furnishear mi sagrado aposento.. fue así como fui a parar a SAM’s en busca de un ventilador (que por cierto ahorita está prendido).. curioseando entre los pasillos de esa tienda (y es que nunca había

ido antes), me topé con un montón de bicicletas stacked up sugerentemente… vi el precio. No estaban tan caras.. maybe i could famish myself for a month or two and then.. and then.. maybe a bike would be a nice idea for those times of need of speed .. jajaja

Así que hablé a mi casa y sorprendentemente tuve el dinero disponible para ese mismo fin de semana (o el siguiente, no lo recuerdo). Aparentemente había un asunto de una pequeña herencia, que funcionó perfecto como regalo de cumpleaños, pues ese sagrado y festivo día fui, acompañado de mi buen amigo David (sí, ahora tengo dos personalidades jajaja.. no, d hecho este sí es real, no es imaginario) a tu Julio Cepeda (sí, con C) más cercana… me sorprendí un poco porque los precios eran un poco más altos de lo que yo había especulado (o al menos de lo que había por escoger en SAM’s).. bueno, ni pex.. agarré lo que tenía para el resto del mes y pagué una bici que me hizo ojitos.

Y ahora somos muy felices.

Bien. Una cosa llevó a la otra (otra de mis frases favoritas) y por alguna razón asistí a un par de tomas de protesta en las que casualmente también fue otra que, de no haber sido por esa “casualidad” (o causalidad, como lo llama algunos), jamás me había enterado. Justo este año comenzó la UCBT, o Unión Ciclista Borregos Tec. Sorprendente que no hubiera antes un grupo semejante.. oh sí, sorprendente en extremo! Estoy muy sorprendido (y también un poco confundido). Jaja.. ya pues…

Me puse en contacto con ellos y la verdad es que le di bastantes largas a mi primera expedición con ellos.. que los pedales, que el casco, que no había dormido bien, que las chelas (uy sí, soy bien “chelero”), que la condición… total, un buen día me lo propuse.. me dormí temprano, descansé rico, había comprado mi gatorade y todo el pex y estaba listo. La cita fue en el Seven del parque tecnológico un sábado a las 8am, como suelen reunirse generalmente.

No tanto para mi sorpresa, mi condición era verdaderamente baja en comparación con la de estos extraños personajes… jaja no había terminado de subir Lázaro Cárdenas y yo ya juraba que me daba un ataque al corazón… lo bueno es que después de toda gran subida hay una gran bajada (bueno, en realidad esto depende de tu punto de vista y de si vas en bicicleta o no jajaja) y continué.. íbamos a menos de un cuarto del camino y yo me estaba desarmando y en mi mente comenzaba los típicos pensamientos de arrepentimiento que te dan cuando te encuentras con algo que empieza a adquirir proporciones que no pensabas adquiriría.. say, a very steep curve o cosas así.. “qué estás haciendo aquí”, “mejor regresa”, “vas a morir”, “me gustan los bananos” y así.. mis pensamientos eran trenes que iban y venían jajaja (el de los bananos era recurrente jejeje).. sea como sea, las bajadas son excelentes… bueno, lo malo viene cuando pasas por una coladera desnivelada, te mueve la bici y tú crees que pierdes el control.

Todo bien, gracias por preguntar, jejeje…

Pasamos una colonia y vino la primer humillación grupal… una de las (tres) subidas más empinadas está en la colonia que está por el tec milenio, y me tuve que bajar de la bici.. para este entonces me dolían los pulmones de respirar aire y no sabía ni cómo agarrar la bici.. Creí que me desmayaba, pero eso no fue nada con lo que vi después… Ellos iban un poco adelantados y cuando voltearon (varias cuadras más adelante) sólo les hice señas de que continuaran.

No sé cómo le hice para llegar al pie del camino de terracería. A partir de aquí no era más “trayecto plano” (en el cual casi había muerto déjà, por supuesto) … y entonces lo hice.. en realidad lo hice más por solidaridad que por decisión personal. Después de todo, iba en un grupo de ciclistas de verdad y yo solamente los estaba retrasando. Así pues, les dije “yo creo que mejor los espero aquí abajo, o tal vez me regreso”… quien iba lidereando solamente sonrió y dijo “vamos a ver qué pasa”…

Después de haber descansado un poco, decidimos que ellos se adelantarían y me esperarían arriba.. Va que va (bonita).

Jaja.. descansé un poco más… El camino a la cima consta de varias subidas y curvas que se pueden dividir en segmentos y “descansos” planos donde se da una vuelta de casi 180 grados… en realidad no está taaan escarpado más que en algunas partes.. Bien, yo no podía ni llegar entre descanso y descanso en bicicleta… los pensamientos de trenes (qué?!) volvían.. y yo solamente pensaba en siddhartha y en cómo se sentaba a la sombra del banano a meditar….




















Después de un rato, dejé de quejarme … comencé a ver el cerro ya no como un camino a seguir, sino como un ente que se burlaba de mí, pero a la vez me retaba (semi respetuosamente… digamos que no quedaba mucha dignidad en mí).

Entonces recurrí mentalmente a ciertas frases que había escuchado anteriormente en algún lugar… Pain is nothing compared to what it feels like to give up… The harder you push yourself to do something, the harder it is to back out… what’s great for a snack and fits on your back… Como ven, comenzaba a alucinar… pero la nueva situación de las cosas era bastante clara. Tenía frente a mí un reto. Podía tomarlo o dejarlo, pero era un reto y estaba ahí, a la mano… no es eso lo que buscamos muchas veces? Un reto que vencer?? Bien, lo tomé.. subiría el cerro (ese mismo día) .. como fuera.. no importaba si caminando o arrastrándome, pero lo subiría.

Así pues, me bajé de la bici (de hecho ya estaba debajo de ella) y simplemente fui observando cómo la ciudad se iba haciendo más pequeña a mis pies, y que los picos que desde el primer remanso se veían tan altos, iban dejándose tocar.

También tengo que admitir que la subida fue más larga de lo que la esperaba… cuando creí que ya no podía más, vi bajar un ciclista.. era uno de los del grupo,, supongo que bajaba a ver si n oestaba muerto en el fondo de un precipcio o algo así jajajaja…ya, lo saludé y me dijo que ya se habían bajado por otra bajada más extrema, pero que él había preferido regresarse por donde mismo (ah, porque cabe aclarar que el también “estaba empezando”) … le dije que ok.. que bajábamos juntos, pero sólo quería llegar a la cima antes de eso.

El sentimiento de haber vencido algo que tal vez es tan fácil y carente de importancia o relevancia para los demás, pero que para ti significa demasiado, es exactamente el tipo de sentimiento que ya sabemos en este blog no se describen. Tendrán que ver por uds mismos, superar su montaña, y respirar aire limpio en la cima (ayy que cursi les salí!! n_n!!! jajajaja )














El regreso, aunque de bajada, no fue cosa fácil… si de por sí el camino de subida había sido largo, una bajada en la que tienes que mantener las manos agarrotadas sobre ambos frenos con tal de no salir disparado fuera de una de las tantas curvas cerradas, también resulta un poco larga.

Al llegar al seven del tecnológico, yo estaba realmente cansado, pero tenía una sonrisa en la cara, y un sentimiento cool(tural) de que había hecho lo que había querido hacer en el momento indicado.

Ahora bien, es para mí un gusto recordarles que as of this semester tengo un compañero ciclista que está a mi par.. es un buen amigo, ese tremendo mojón, y al día de hoy hemos hecho un par de rodadas por ahí.

Obviamente, el cerro del mirador tenía que ser una de ellas!!!.. jajajaj… now this is a story fun to tell..

Digamos simplemente, que tuvimos que hacer varios intentos para finalmente poder llegar a la cima.. cabe destacar que, la distancia y la altura, pero sobre todo el nivel de dificultad es taaan relativo…

La primera vez ni siquiera llegamos al pie del cerro. Nos perdimos en las inmediaciones y decidimos regresar.

Yup, fue patético.

Lo bueno fue que después de eso nos dirigimos al centro a buscar un poco de acción poética, lo cual fue bastante interesante.

La segunda vez fue un poco más divertida.. en esta ocasión llegamos al piedel cerro, pero en vez de subir, bajamos jejejejeje.. .resulta que mientras descansábamos antes de emprender la subida, yo avisté un camino que no había notado anteriormente.. un caminito sugerente que bajaba al lugar donde se unen los cerros (eso sonó un poco sexual.. jajaja) .. guardamos silencio por un momento y escuché agua corriendo.. entonces le dije… “se me hace que hay agua ahí abajo”.. frase célebre.

Decidimos aventurarnos y al bajar nuestras suposiciones eran correctas, un pequeño riachuelo de agua limpia corría entre ambos cerritos…

Fue aquí cuando la vimos… una yuca… (se escribe así?).. bueno, un árbol de esos con hojas duras y picudas como espada, como palmeras pero no tan así. Lo sé porque hay una en la casa al lado de mi recinto en Ensenada.. la yuca donde se paran los zentzontles a cantar.

Decidimos ir por ella…

Dudamos un momento pero a alguien se le ocurrió decir “exploremos!!!”.. jajajaja y así fue amigos, como les recuerdo, que todo comienza con una idea (a veces estúpida, jajaja). Así pues, amarramos las bicis debajo de una planta un poco grandota y esperamos que nadie llegara con unas pinzas a robarlas. Cruzamos el alambre de púas, y comenzamos a brincar entre árbol y árbol.

Yo estaba muy divertido al principio, ahí estaba un giro de las cosas.. me encantan los giros (aunque a veces parezca que no).

Íbamos pensando en hasta dónde llegaría el río (antes de recordar que usualmente llegan hasta el mar jajaja), cuando escuché un ruido detrás de mí.. al voltear vi que algo se escabullía rápidamente entre las hojas.. una víbora.

Ahora, nos encontrábamos en una situación realmente inteligente. Yo traía shorts, estábamos en un río lleno de piedras resbalosas (algunas afiladas, jaja) y había víboras acuáticas… qué mejor!!! Obviamente la diversión se terminó aquí y comencé a preocuparme. A mi compañero al parecer no le importa nada y siguió brincando entre las piedras… tal vez se deba a que de donde vengo en verano se le tiene pavor a la hojarasca debido a la víbora de cascabel –otro de mis grandes miedos- y digamos que éramos dos chamacos estúpidos jugando a los exploradores, ninguno con conocimientos si quiera respetables de campismo.

Now that’s really smart, you know…

Lo que pasó a continuación, y no sabemos con exactitud qué fue, pero oímos varias hojas que se movían, se rasgaban, y también escuchamos algo parecido a un gruñido, no muy lejos… jaja el tren de pensamiento volvió y esta vez no se trataba de un banano, sino de esas historias en las que unos chamacos mensos se meten al bosque y algo malo –en ocasiones muy malo-, les pasa… yo sabía que hay jabalíes alrededor… pero estúpidamente (en realidad era una broma, déjenme en paz ¬¬) dije.. “un osoooo!!!” jajajajaja.. y pues después de hesitear unos momentos, emprendimos el regreso.

Casi habíamos olvidado a la yuca.

Desde arriba yo había observado algo parecido a un sendero entre ambos cerros (jijiji nuevamente la connotación sexual.. acaso no la notan?) y no sabíamos si seguirlo o no.

Ahora, yo siempre me he preguntado.. qué demonios hay en los cerros? Son arbustos?? O son árboles?? Es pasto???

Bueno, después de ese día lo sé… son ALL OF THE ABOVE.. jajajaja… siempre pensé “es estúpido perderse en un cerro” o mejor aún “es estupido no saber llegar a la cima de un cerro”.. desde mi punto de vista siempr ehabía sido,.. agarras, cortas por la maleza y tarde o temprano llegarás a la cima.. bueno, ahora entiendo por qué esto no es tan inteligente, y eso que fue un cerro que bien pudo haber estado en el patio trasero de alguien (de hecho creo que estábamos en el patio trasero de alguien jajaja)… total, la naturaleza nos había favorecido con dicho camino que mencioné y que decidí llamar “río de piedras” (aprovechando que mi vecino es tapatío).. suena un poco más caminable de lo que en realidad era, pero decidimos seguirlo.

En realidad fue una escalada/caminata bastante bonita.. en ocasiones había camas de piedra (me vinieron a la mente pensamientos impuros, perdonádme, señor mío) y en ocasiones había paredes que teníamos que escalar (lo bueno es que somos expertos en eso, verdad?) .. también había lugares donde parecía que todo terminaba en una madriguera, y yo por mietnras estaba aterrado pensando que en cualquier momento una víbora podría caerme de entre las ramas que estaban sobre mi cabeza.. o que vendría la bruja de blair, como en las películas.

La verdad es que el sonido de la naturaleza era hermoso, algunos insectos, pero sobre todo árboles, pájaros extraños, y el viento.. y el silencio…


















El camino continuaba un poco más, pero nuevamente llegamos a un punto en que todos (bueno, los dos pues.. sí es todos, déjenme) comenzamos a preguntarnos si sería mejor regresar..

Ahí estábamos dilucidando cuando de nuevo escuchamos ruidos extraños a nuestros alrededores…

Como ya todos lo saben, somos un par de niñitas (aunque yo no soy el que tiene un cuarto todo rosa…. tururu… no dije nada jijiji) y decidimos volver, antes descansando comiendo papas, quejándonos de cómo era posible que hubiera un poco de basura en ese lugar tan inhóspito (al parecer no éramos los primeros ahí.. jaja mi sueño de ganar el parche de niña exploradora más audaz se vino abajo) .. .también comentábamos sobre qué sería más peligroso, encontrar un oso gigante o un loco con una escopta. Mi vecino se fue por el oso, mientras yo le temía a un vagabundo ermitaño loco.

Total, que decidimos regresar….

El camino de vuelta fue un descenso sin eventualidades.. a excepción de un momento en el que me resbalé y di a parar al piso momentos después de haberme burlado de mi compañero porque estuvo a punto de caerse. Mal karma jajaja .. o bueno, sólo karma negativo como dirían alguNAs personas, jeje.. aquí fue donde debí haber pisado el mojón que vimos de subida, porque no recuerdo haberlo esquviado y luego tenía una mancha cafesosa y nauseabunda en mis tenis… bueno.. ni pex… “son ramitas”.

También encontramos un poco de Symbelmynë que olvidé recolectar.














Sí, soy geek, y qué.

Nos habíamos demorado ya casi una hora, y yo como buen paranoico que soy ya comenzaba a temer porque al volver las bicicleta son estuvieran ahí (quienes me conozcan por más tiempor probablemente recuerden aquél episodio del “monzita”, jejeje), pero afortunadamente ahí estaban, debajo de la plantota (nop, no era un banano) en la que la hbíamos dejado momentos atrás.

Después de eso intentamos subir el cerro, pero estábamos demasiado cansados.

Que par de…

Bueno.

Pasó otra semana y en esta ocasión no íbamos a dejar que el cerro nos venciera (bueno, yo me excluyo porque yo ya lo había subido, pero como dije cursimente hace rato.. cada quién tiene su propia montaña..)…

De hecho fue un poco extraño porque ayer sábado terminé yendo yo solo.. ahora, ya sé que eso no se debe hacer nunca y bla bla bla.. pero pues.. tenía energías, tenía tiempo y sobre todo, tenía ganas… así que me lancé y llegué pronto a la entrada de terracería.

Después de haber comido mi reglamentaria granola con linaza marca bimbo y mi jugo de naranja naturalEs, recuperé fuerzas un rato y luego comencé a darle.

El cerro me estaba reta ndo de nuevo así que empecé a darle más fuerte… Error…

Hacía demasiado sol, todavía tenía la granola en el estómago, venía cansado, había estado comiendo mal los últimos días.. en fin, busquemos más excusas pero algo pasó en mi organismo que me empecé a sentir mal… me detuve, pero la sensación no se iba, al grado que i felt sick y a punto de vomitar… en ese momento un nuevo tren de pensamientos vino que me hizo rogar por un banano que tuviera una sombra, pero estaba a la mitad de la nada, no había descanso cerca, y el sol estaba demasiado fuerte.

Temí por mi vida.. jajajaja.. bueno, tanto así no, pero me calmé un rato.

Después de estar un poco más calmado y que hubiera dejado de temblar, no me quise subir a la bicicleta otra vez, no tenía fuerzas, la veía con desgano y desée estar en otro lugar en ese mismo momento.

Otra montaña que subir.

Media hora después estaba recibiendo el aire fresco en la cima. Inolvidable.

Jaja pero antes en la subida presencié lo más raro.. estaba yo cansado pero continuando (en esta ocasión no me bajé de la bici, más que en algunas cuantas partes demasiado difíciles) cuando vi bajar tres repartidores de pizza… jajaja no sé si lo aluciné o que onda, pero fue muy curioso estar a la mitad de la nada y ver repartidores de pizza bajando del cerro.. la verdad está peligroso por ahí, pero bueno.. negocio es negocio.. Lo que no me gustó para nada fue ver, momentos después y hasta arriba, entre las plantas, un chorro de publicidad tirada de domino’s.. malditos contaminadores alucinógenos.

También, hasta arriba me pasó lo peor que le puede pasar no a un ciclista, sino a cualquier persona que emprenda un periodo de ejercicio intenso y se canse mucho. Llegué hasta arriba, está bien rico, debajo de un árbol, entre las piedras, que ves al cielo y el sol se asoma entre las copas del árbol.. bien, así estaba yo descansando cuando empezaron e llegar muchos.. muchos.. demasiados insectos voladores malignos del mal. Los malditos se me acercaban y aunque no me picaron ni nada, los sentía en mi piel, y algunos los escuchaba pasar cerca de mis oídos. Imposible, eran demasiados, un enjambre… lo peor es que me persiguieron un rato.. también había avispas (guêpes) y otros insectos raros que no conozco… Eso es lo peor que te puede pasar, cansarte mucho, llegar a un bello remanso, pero no poder descansar porque estás rodeado de insectos.. Fue realmente molesto!!

Total, ya ni para qué hice corajes… después de tomarle una foto a unos amables forasteros que habían llegado poco antes que yo (fuimos más o menos al mismo ritmo), bajé, ahora sí, sin novedad alguna, hasta llegar a mi casa.

Y como dicen, después de toda gran subida hay una gran bajada.. ahhh qué chida está la bajada. Pero, definitivamente, lo mejor de insolarse (ya lo sentía desde que me insolaba en el servicio militar) y estar a punto de morir en un cerro donde nadie te ve y las aves de rapiña esperan que caigas, es llegar a tu casa y bañarte con agua fría de la llave… me gustaria decir que con una manguera en el jardín, o en un oasis entre las piedras, lleno de palmeras, en un desierto.. pero eso no fue, en realidad fue solametne en una regadera convencional..pero ahh el agua fría calma tu ardiente piel, tostada bajo los rayos del sol primaveral. El cambio en temperatura sólo te hace gemir, pero cuando te equilibras, es lo mejor.

Quiero un oasis!!

Pero bueno, eso fue ayer sábado.. luego fue lo de the gathering.. y damn.. quel concert!!! Y ya, hoy en la mañana estaba cansado, casi había muerto el día anterior, luego había ido a un concierto y no había dormido mis ocho horas reglamentarias de “jai performans”… aún así como mi vecino se va de vacaciones la siguiente semana, serían dos semanas antes de vencer el cerro así que decidí lanzarnos.. y pues ya, ahí íbamos.. compré unchorro de agua para no morir de deshitraación, lo cual fue un error porque estaba muy pesada mi mochila.

La subida fue más o menos como lo que he relatado en las ya nueve hojas en word que llevo hasta el momento. Esta vez me llevé repelente para insectos, así que los malditos no se me acercaron, pero como me chorrée casi casi el bote sobre la piel, después de un rato sentí el sabor de OFF! en mi boca.. weird.. espero que no sea tóxico… un poco amargo, huele a naranja pero no sabe a eso.. en fin, anywho.

Hasta arriba pude descansar *ahora sí* y estuvo bastante bien. Nos tiramos al piso, comimos tiras de atún ahumado traído desde Ensenada, comimos Takis (la competencia, de hecho, Tak’s o algo así jajajaja bien mal), una naranja.. y aunque los insectos voladores no se me acercaron, después de un tiempo descubrí demasiadas hormigas sobre mí.. qué comezón!!. . malditas… Bromeamos un poco sobre las lagartijas y hablamos de los míticos “niños de la tierra” y otros insectos con fama mortífera.
















Un excelente domingo con clima rico.. se antoja una “carnacha”.

Arriba comenté que las casas están así todas rústicas y hechas de madera… está muy padre esa pequeña villa y me gustaría vivir ahí, me recuerda a algún videojuego o tal vez un libro de García Márquez (jaja la diferencia de conceptos)… Curioseamos por una iglesia y vimos una bajada,bueno, más bien, no sabíamos si era bajada o no así que mejor no bajabamos si después tendríamos que subir (tal vez en otra ocasión). Tomé un par de fotos que me recordaron al verano en el panteón de belén.

En el camino de vuelta a alguien se le ocurrió decir “p*to el último!!!” (no fue a mí!!.. o tal vez sí?? Jaja.. no, creo que no… ) y ahí íbamos en una especie patética de downhill con muchos woaa!!” y demás expresiones de peligro…

Yo empezaba a opinar que íbamos demasiado rápido justo después de esa curva (es que todas las curvas está bien cerradas, y si no las sabes tomar tienes dos opciones: o te derrapas y te raspas todo, o te vas de frente y sales volando por el barranco y caes veinte metros abajo entre yucas y nopales.. y unos cuantos arbustos amigables) en la que me estampé con varias ramas, cuando escucho un grito detrás de mí y al voltear solametne veo un tipo retorciéndose en el piso, lleno de polvo, y una bici tirada a un lado.. jajaja… me preocupé un poco pero al ver que el mojón se estaba riendo (como aquella vez que le pisó la cara numerosas veces un chilango grandulón) me reí yo también y tomé una foto.
















Después de eso le di un poco de agua y continuamos la marcha, él quejándose de sus manitas desgarradas y yo un poco preocupado, pero pues ni modo… como dije, o sales por el precipicio, o te derrapas.. él se derrapó y sufrió las consecuencias.

El resto del camino pasó sin novedades, pero nos separamos un poco antes de río pánuco porque ahora descubrí un atajo que evita que me desvíe demasiado, aunque pasa un poco cerca del cerro de la campana, pero está de bajadita y me deja casi casi en la colonia Tecnológico.

Vecino, te debo tu nieve como premio por haber subido el cerro.

Así pues, ese cerro es nuestro y cada que estamos en casi cualquier parte del municipio de Monterrey, volteamos al sur y vemos un par de antenas… y sabemos lo que hay detrás, y lo que cuesta subirlo! Woo!!

Respecto a la siguiente expedición, estuve viendo el mapa (ya compré mi guía roji, porque la anterior me la robaron) .. y vi algo que me llamó la atención… decía… “Río la Silla”.. Tomando el antecedente de seguir un cerro y que nos saliera una víbora, pensé.. “vamos, qué es lo peor que puede pasar”.

Una expedición como esa nos tomaría probablemente un día entero, que sería seguir el cauce del río desde donde sale, cerca de la estanzuela, hasta donde se une con el rio santa catarina atrasito del cerro de la silla, para formar el río san juan que quién sabe a dónde vaya a parar… yo solamente espero que en esa ocasión nadie se derrape o salga volando jajajaja… ya les contaré qué pasa!!!

Que viva el rock!


MALTRECHO, PERO LLEGUÉ SOLO

http://www.zorpia.com/cgi/album.cgi?395699

EL SENDERO DE PIEDRAS

http://www.zorpia.com/cgi/album.cgi?415930

CONQUISTANDO EL CERRO DEL MIRADOR

http://www.zorpia.com/cgi/album.cgi?421194

1 comentario:

Tremendo Mojón dijo...

jajajaja... si vuelves a escribir mas de diez paginas no te leo cabron!
...jajaja...ntc... es divertido leer las historias, aun y cuando la vivi en la mañana... yo tmb quiero un banano

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas







[ ver más citas ]