viernes, diciembre 16, 2005

Crónica de un foráneo que se fue y volvió, o There and Back Again, a Foreigner's Tale, by dabito san

Iluso Ud., amable lector (posiblemente foráneo) si cree que cuando salga de su casa de viaje por más de cuatro meses (irónicamente que cuatro meses no sean nada, y aún así tengan tanto efecto en la vida de las personas) va a regresar para encontrarla en el mismo estado en el que la dejó.

No hay ilusión más falsa… bueno, tal vez la de hacer tu horario en el tec sin que una materia no te salga, o te salgan las de séptimo cuando vas en segundo, etc…

Pero bueno, regresar a casa después de un tiempo estudiando en otra ciudad siempre es un espéctaculo digno de verse. Es ver al aventurado foráneo volver a un regimen completamente distinto. No es que sea una dictadura, no es que sea malo, o bueno, simplemente es difícil, y a veces el proceso de adaptación es fácilmente identificable.


No voy a generalizar…. Bueeeno está bien, generalizaré, ya que insisten… si son de esas personas que se ofenden al ser considerados parte de una masa, mejor no continúen, pues este texto no da lugar mas que a unas cuantas excepciones (en realidad no tengo razón para ser tan absolutista, pero qué flojera estar analizando foráneo por foráneo así que léanlo de buen modo y simplemente diviértanse un rato y ya ahí le dejamos)

Para un foráneo la primera o primeras semanas suelen ser toda una aventura (sobre todo si es una ciudad que no conocías antes y vas acompañado de amigos y amigas)… tienes el dinero de tooooodo un mes enterote.. .una cifra de tres números, a tu disposición. Obvio quieres probarlo todo, quieres ir a todas partes, conocer lugares (“museos”), conocer la comida del lugar.. y si te agarran en curva hasta dirás “yo invito”…

Ohhh foráneo inexperto, cuántas veces tendrás que decir “yo invito” para que aprendas que eso simple y sencillamente no se hace??? Espero que no muchas.


Me da risa que la gran mayoría de los foráneos regresa a su casa en el puente del día de la independencia. Ni siquiera tiene sentido. No siempre es un puente, dios mío… a veces son solamente tres días, y para lo que son las clases en primer semestre, da lo mismo si vas o no vas (bueno, no todas, pero una vez q faltes q le hace jojo)… desesperados por volver a sus casas, hay quienes vuelven dos días y van de compras para compensar que están fuera de casa. Otros optan a la salvaje y se van una semana entera. Mis respetos! Jajajaja (right).

De haber una depresión, suele darse entre dos y cuatro semanas después del último contacto tangible con el mundo antiguo.. según el tec, la depresión surge cuando te va mal en la escuela y no tienes a quién hablarle, cuando estás solo en el mundo y no conoces a nadie y por eso crearon lo de los tutores para tener un maestro al que puedas ir a moelstar cuando te sientas solo… ojalá ellos tambie´n te calienten la cena, no sé más al respecto pero hacían como que sí funcionaba.
En otros cosas (le pasó al amigo de un amigo) las maravillosas noticias llegan a las dos semanas de haberte ido ( no más, no menos) y llega el punto compulsivo en el que si no te hubieras gastado todo tu dinero las priemras semanas de party, darías cualquier cosa por volver a casa y “arreglar las cosas”.
Obviamente el aspecto económico juega un papel fundamental en forjar una nueva actitud, pues esta de sobra mencionar que por alguna razón extraña al foráneo novato, el dinero no dura más de dos semanas… entonces empiezas a desconfiar de tu roomie… damn.. será por eso que siempre está dormido??? O tal vez no siempre está dormido y solamente finje estarlo para cuando salgas… sí sí.. yo sé…..
Amigo foráneo, aprende a administrar tu dinero.



Independientemente de la ciudad, todo foráneo buen hijo ansía volver a casa al término del semestre o lo que sea. Yo obvio no fui la excepción, al grado que tuve mi último examen un 2 de diciembre del 2004 a las 8 30 am, es decir, lo acabé a eso de las 10, 10:30am, y mi vuelo salía a las 12:30… ahh q cosas, q recuerdos… Todo por volver a casa, a la ciudad natal, a lo que ella representa, a las personas que se encuentran allá. Es ir a todo lo que uno se rehúsa a aceptar que ya pasó, que fue un ciclo que terminó y que no volverá. Para eso tardará un rato.
Definitivamente lo más divertido de esta época, es referirse a los nicks de los amigos de la preparatoria… sobre todo las mujeres, es curioso como van cambiando de nicks esperanzadores y emotivos como “Tec ahí voy”, “Rifando en Monterrey” o cosas ilusas por el estilo… hay las románticas como “Siempre contigo, bebé”, “nunca te olvidaré”, “estoy a tu lado aunque no me puedas ver” y demás cursilerías por el estilo… poco a poco los nicks van reflejando inestabilidad emocional hasta llegar al punto de “Ya quiero volver a casitaaaa”, “quiero que termine esta pesadilla”, “nunca te creí capaz de hacer eso”, “me has roto el corazón”, “eres una perra bastarda”, “extraño darle croquetas a mi gato”, “no te quiero volver a ver”… en fin, los temas son muy variados y la gente suele ser abierta al respecto….

Ahhh pero qué placer volver a casa y respirar aire hogareño de nuevo.

Esta transición de vuelta a la casa suele ser un poco extraña… a veces uno no cree que por fin esté de vuelta.. tantas cosas han cambiado en tan poco tiempo, amigos ya se fueron, tumbaron la tienda de las paletas, construyeron conjuntos habitacionales, abrieron tiendas nuevas, te bajan a tu morra… en fin, cosas d todos los días. A veces es más fuerte el sentimiento de que en efecto “las cosas cambiaron” cuando en realidad todo siguió su ritmo normal en casa. Obstinados seamos, foráneos!

Definitivamente después de tanta libertad continua las 24 hrs (no todos tienen estos privilegios, pero la mayoría suele gozar de ellos) y ser independiente por fin, hacer lo que quieras de tu vida y de tu tiempo sin depender de nadie (si eres lo suficientemente inteligente) al llegar a casa siempre hay un choque padre-hijo, pues tú ya olvidaste que en el verano te hacían volver a más tardar a la una de la mañana, por lo que cuando regresas bien contento el primer fin a las 4 de la mañana… bueno, comienzan los problemas.
Luego viene todo el rollo de lavar los trastes, limpiar la casa, pasar los mensajes por teléfono y esas cosas a las que uno se desacostumbra viviendo prácticamente solo… ohhh son tiempos difíciles, pero a final d cuentas todos están tan contentos de verte que no hay tanto pex, y afortunadamente saldrá sin más que un malentendido (importante reflejar la madurez que se supone adquiriste, sin pintar en lo grosero o altanero)

Otra cosa que siempre me ha dado risa es a la hora de ir al súper…..
Por más que vayas con tu mami o con tu papi… o incluso si te enviaron… lo más probable es que se haga uso de esa costumbre adquirida recientemente en la ciudad de la que vienes… revisar el precio de los productos…. Ahhhh amigo!! Ya no estás para esas cosas!!! Estás aquí, en casa!! Come, engorda, se feliz!!! (a algunas personas esto les causa un serio conflicto emocional, como yo y mi crisis existencial de cada semestre en la que me pregunto si esta vez sí me cambiaré de carrera jajaja)… bueno, la eterna búsqueda por los precios más bajos, esperanzadoramente, ha terminado. Bienvenido a casa!

Volviendo al tema de un principio, un foráneo es un foráneo iluso si cree que su cuarto estará intacto a como lo dejó. Igual y sucede, si hay más hermanos o cuartos donde poner cosas sin ninguna utilidad pero también sin ningún lugar inherente. Uno debe esperar todo tipo de cosas al volver a su casa, desde las fotos de la graduación que no recogieron en todo el verano, hasta libros y libros, juguetes del sobrino… whatever, you name it. Y eso no termina nunca. Supongo que yo fui afortunado, hay a quienes les convierten sus cuartos en talleres de carpintería, o simplemente no tienen cuarto y se ven forzados a dormir en un cuarto pintado de rosa, con colchas rosas, espejo rosa, closet rosa, cortinas rosas… bueno, you get the point.

Amanece.. no hay nadie en la casa porque todos tienen algo que hacer… pero vas y te dirigies al refri, casi instintivamente, esperando encontrar (realmente esperando) las sobras de alguna comida o tal vez algo fácil de meter al micro y ya…
Dioooooooooooooosss!!! Qué es esto?!?!?!? Un refri llenooooooooooooooooooooooooooooooo
No hay palabras para describirlo -->insertar emoticon con ojos llorosos aquí<--



Sin embargo y conforme avanza el tiempo, el sentimiento que uno se rehúsa a admitir (algunas personas se rehúsan a distintas cosas, la mayoría de las veces se reflejan en regresiones) va creciendo en nuestro interior.. Después de un tiempo la verdad inalienable (a menos de que hayas tomado una decisión equivocada desde un principio y termines regresándote o por alguna u otra razón tengas que volver.. sea como sea nunca vuelve a ser igual) no se puede esconder más y por alguna razón u otra, y en algún estado deánimo u otro (no tiene que ser todo lúgubre).. te das cuenta que estás más allá que acá, y que venir aquí es ver tu cuarto pequeño, tu ciudad pequeña, tu carro si tienes, … es ver una versión antigua de ti que está escondida dentro de uno, es ver a un niño jugar, enojarse, experimentar, creerse grande… es seguirle el juego porque, después de todo son vacaciones, y a veces está bien convivir con él, a dejarlo extinguirse por completo ante el reto de crecer.
Es, no sólo pensar, sino saber, que nada nunca volverá a ser igual, pues como dije en un principio he ahí una de las verdades en esta vida. Pero eso no significa que no pueda ser mejor. Como diría una amiga, es cuestión de tomar lo que uno tiene, arriesgarse, take your chances, lanzarse y disfrutar el presente. Lo que venga en dos años, año y medio, seis o cuatro meses (por menos que sean jajajaja) nadie lo puede garantizar.

Así que me dormiré ya, y mañana voy por un helado de chocolate.

No place like home.

1 comentario:

Javito-san dijo...

Hola vecino, casi haces que se me salga una lagrimita.
Lo malo de la svacaciones es que cada vez se van mas rapido... he pensado que dios juega con su DVDplayer de la vida, que le pica FF en vacaciones. O no se... pero ya solo quedan 3 semanas!!

P.D. Los cuartos rosa son lo mejor... me conecta con mi lado femenino.

Publicar un comentario

Entradas Relacionadas







[ ver más citas ]